A Star Is Born, la revelación de una estrella

Romance y drama, aunado a la música, bajo la dirección de Bradley Cooper, esta es la tercera adaptación cinematográfica de A Star Is Born (en México: Nace una estrella), y no podemos hablar mal de ella, puesto que fue un gran trabajo por parte del también protagonista de la cinta.

Su guion, adaptado también por Cooper, Will Fetters y Eric Roth, narra la historia de Jackson Maine (Bradley Cooper), un músico country adicto al alcohol y las drogas que descubre a una joven cantante llamada Ally (Lady Gaga) y trata de mostrar su talento al mundo, lo cual trasciende más allá de la pantalla.

Seamos o no admiradores del trabajo como cantante de Lady Gaga, con esta película, se consagra en el mundo actoral, valiéndose la nominación a Mejor Actriz y que aunque no tiene asegurada la estatuilla, este fue su primer y gran paso en la actuación, un papel que tenemos que reconocerle, gracias a algunas escenas claves en el desarrollo, clímax y escena final de la historia.

Por su parte, Bradley Cooper (obviamente) no se queda atrás, y hace un trabajo excelente como director y actor, un binomio que muy pocos se atreven a hacer y logran con éxito, aunque realmente no se posiciona como el favorito en la categoría a Mejor Actor, hay ciertos detalles que tenemos que admirar de su interpretación, como el simple hecho de que dio su primer acercamiento a la música y no dejó nada que desear, tanto que hasta hará su debut en vivo en plena premiación al Óscar.

También tenemos que hablar de la nominación de Sam Elliot por su papel como Bobby Maine, un personaje de apoyo indispensable en la cinta y que combina a la perfección con la energía de Bradley, haciendo una buena colaboración como un pilar fundamental.

A ello se suma, la Fotografía de la que no podemos dejar de hablar, en la que son bien cuidados los primeros planos y también sorprende con algunos puntos de fuga que refuerzan el poder visual a lo largo de 134 minutos.

Eso, mencionando además el gran trabajo en cuanto a sonido, lo cual hay que reconocerse e identificar como una de sus categorías más fuertes, pues pasa algo parecido como con Bohemian Rhapsody , en cierta escena en la que Lady Gaga y Bradley Cooper comienzan a cantar juntos sobre el escenario “Shallow”, la piel se eriza automáticamente.

“Shallow” es justamente el otro punto clave de la cinta: “I’m falling in all the good times I find myself”, el significado y ritmo de la canción es algo que pocos se atreverían a cuestionar, y es que no por nada, la canción escrita por la misma Lady Gaga ha sido la gran ganadora en esta temporada de premios, de hecho, sucedió algo memorable: Gaga ganó un Grammy por este tema, por el que por cierto, también ganó dicho premio en el filme. Seguramente este es el premio que A Star Is Born, ya tiene asegurado.

 

Algunos se preguntan si de verdad A Star Is Born debía ser nominada a Mejor Película en los Premios Óscar, y es que si analizamos bien el trabajo que hizo Bradley Cooper, es un hecho que sí, una tercera adaptación muy a su manera en su faceta como director fue su gran revelación, que esperamos volver a ver próximamente.

 

Por: Anna Brenda.

 

 

Anuncios