VIBRANTE PRIMER CHOQUE

Se jugó el primer juego en la final de la Liga MX en su Clausura 2018, Santos y Toluca nos brindaron un juego muy emocionante que tuvo de todo, goles, postes, polémica, tarjetas e incluso un ligero conato de bronca, todos los elementos que son necesarios para un partido de estas características e instancias.

Con un estadio a reventar que se engalanaba para el juego, Santos y Toluca saltaron al campo con el papel de favorito para los escarlatas, quienes por cierto, tuvieron el dominio al inicio del partido con llegadas claras de gol y donde Luis Quiñones mandaría un balón al palo apenas a los 3 minutos de juego, poco antes de que Sambueza hiciera lo propio dos minutos después.

Con el paso de los minutos, el equipo lagunero fue tomando el control del juego pero sin ser agobiante, hasta el minuto 24, donde el goleador Djaniny Tavares cayó en el área tras un forcejeo con Rodrigo Salinas que el árbitro no señaló como penal.

Ya para la segunda parte, las emociones incrementaron y los goles cayeron, el primero de ellos de la mano del mismo Quiñones, quien aprovecharía un mano a mano ante Talavera y le daría la ventaja a los diablos para el 0-1.

El empate cayó al minuto 71 gracias a Tavares, quien aprovechó un descuido en la defensa de Toluca para enfilarse al arco donde Talavera se precipitó en la salida y fue fácilmente evitado por el delantero, quien recortó a Santiago Garcia para definir con el arco libre.

Con el 1-1 en el marcador, Santos tomó el control completo del juego y con él, la ventaja en el marcador con el tanto de Julio Cesar Furch al 89, quien se anticipó a un centro por la banda para rematar de primera intención y marcar el 2-1 definitivo.

Ahora solo nos queda esperar al domingo donde Toluca intentará remontar el marcador y obtener su onceaba estrella o si Santos podrá quitarse la paternidad del los diablos en las finales.

Por: César Aguilar.

Anuncios